sábado, 12 de mayo de 2012

Gabrielle Émilie Le Tonnelier de Breteuil, marquesa de Châtelet .Populariza los “Principios de Newton”.Cálculo Diferencial e Integral.



Gabrielle Émilie Le Tonnelier de Breteuil, marquesa de Châtelet (París, 17 de diciembre de 1706 - Lunéville, 1749) Matemática y física francesa, traductora de Newton al francés y difusora de sus teorías.
Su padre, el barón de Breteuil  fue amigo de filósofos y en su salón de París se recibía frecuentemente a científicos y matemáticos que animaron a Émilie a desarrollar sus facultades intelectuales.
Afortunadamente, su padre le dio la misma formación que a sus hermanos y aunque Émilie no pudo asistir a los colegios para hombres ni a la Universidad, tuvo una formación con los mejores preceptores.
A los diez años ya había leído a Cicerón y estudiado matemáticas y metafísica; a los doce hablaba inglés, italiano y alemán, y traducía textos del latín y el griego de autores como Aristóteles y Virgilio.
Recibió clases de equitación, esgrima y gimnasia, algo poco habitual en las mujeres de su época.Además, era aficionada a la música y tocaba el clavecín.



Sus contribuciones científicas y filosóficas son sobresalientes:
Traducción de La fábula de las abejas, de Mandeville  en la que escribió un Prefacio en el que expresó sus puntos de vista sobre la posición de las mujeres y en concreto defendió la necesidad de la educación femenina

Dissertation sur la nature et la propagation du feu (1739)  donde compartió con Voltaire la influencia de Herman Boerhaave y de Robert Boyle y el rechazo del cartesianismo  ortodoxo

Institutions de Phisique (1740) obra que dio a conocer a Mme du Châtelet como intelectual y la que le daría el reconocimiento del mundo científico. Aunque en la actualidad el libro carece de interés científico, en la primera mitad del siglo XVIII tuvo el mérito de entrar en el debate entre newtonianos, leibnizianos y cartesianos con conocimiento de causa y mostraba el profundo conocimiento de la autora sobre la física de su época. La obra le valió ser nombrada miembro de la Academia de las Ciencias de Boloña en 1746.Y creó un debate con el físico cartesiano Dortous de Mairan que fue el primer debate científico público entre un hombre y una mujer

El Discurso sobre la felicidad (1748)  en cuya obra consideraba equivocado reprimir las pasiones y los deseos porque ello alejaba del camino a la felicidad   

Principes mathématiques de la philosophie naturelle (1759) donde expone los fundamentos de la física de Newton  en versión comentada.




Os recomiendo el artículo de Fernando Savater sobre ella:http://elpais.com/diario/2006/12/16/babelia/1166230220_850215.html

8 comentarios:

  1. A los diez años ya había leído a Cicerón y estudiado matemáticas y metafísica; a los doce hablaba inglés, italiano y alemán, y traducía textos del latín y el griego de autores como Aristóteles y Virgilio...y yo que voy a cumplir 40 y solo sé español y del malo.Y he leído "algo" de Aristóteles y Cicerón,pero tan poco que podría decir que casi nada.De Virgilio que debería haber leído todo,se puede decir que un poco más,pero no mucho.Bueno a los doce años leí todos los comics que pasaban por mis manos,¿eso cuenta?

    Mujerícolas,muy bueno el nombre,es un blog muy interesante,Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mejor de todo es que no solo fue una intelectual,alguien encerrada en su torre de marfil,A, sino que supo gozar de la vida.Fue una mujer que se negó a reprimir sus pasiones y sus deseos,lo que le hace aún más grande

      Eliminar
  2. Con ese cerebro,no me extraña que voltaire estuviese loco por ella

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El artículo de Savater sobre sus amores está muy bien,no sé si lo has leído,Luci

      Eliminar
  3. No sé de donde sacaban el tiempo estas mujeres para hacer tantas cosas,a lo mejor como era marquesa las labores domésticas las tenía "aliviadas",lo que demuestra que las mujeres cuando se las aligera de las labores domésticas hacen más que los hombres

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco sé de donde sacaban tanto tiempo.A mí se me escurre como agua en las manos,Pat

      Eliminar
  4. Interesante el artículo de Savater.

    Yo también lo recomiendo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Savater hace ameno todo lo que escribe,Alicia

      Eliminar