viernes, 17 de febrero de 2012

Flora Tristán. Peregrinaciones de una paria.






Flora Tristán (París, 7 de abril de 1803 - Burdeos, 14 de noviembre de 1844).Escritora y pensadora feminista francesa de ascendencia peruana.

Fue una de las grandes fundadoras del feminismo moderno y la primera que imprime a su feminismo un giro de clase social, que en el futuro daría lugar al feminismo marxista.

Sus ideas pertenecían a lo que se  ha denominado "socialismo utópico", pero teorizando ya la necesidad de una Unión Obrera, de un partido obrero.

Tuvo una vida intensa y azarosa  hasta que muere a los 41 años, víctima del tifus, mientras se hallaba promoviendo sus ideas revolucionarias.

Criada en la abundancia en los primeros años de su vida, pasó a la pobreza más extrema, sufrió malos tratos tanto físicos como psíquicos por parte de su marido, se reveló ante el sistema patriarcal de la Francia de entonces e intentó y consiguió ser una mujer libre e independiente, en una época en la que los pilares del código napoleónico prescribían la eterna minoría de edad de la mujer casada.

En su autobiografía,”Mi vida”, Flora Tristán se reconoce como una doble paria: la hija sin reconocimiento legal del padre, y por lo tanto desheredada, y la casada por conveniencia, es decir, por necesidad. Flora se confiesa víctima de esa doble opresión que como mujer siente en grado extremo, lo que la llevó a luchar contra el matrimonio como medio de opresión contra las mujeres, "el único infierno que reconozco". 




Obras:
 “Peregrinaciones de una paria” (1839 - 1840), memoria de su viaje a América y su estancia en Perú entre 1833 y 1834.

”Paseos en Londres “(1840),  donde vierte agudas críticas a la civilización británica y escribe "la esclavitud no es a mis ojos el más grande de los infortunios humanos desde que conozco el proletariado inglés".

“La Unión Obrera” (1843), folleto donde se sintetiza su ideario o programa de reformas a favor de la clase proletaria; obra fundamental de la biblioteca de Marx. En ella describe cómo "el mejoramiento de la situación de miseria e ignorancia de los trabajadores" es fundamental, porque "todas las desgracias del mundo provienen del olvido y el desprecio que hasta hoy se ha hecho de los derechos naturales e imprescriptibles del ser mujer". Para Flora la situación de las mujeres se deriva de la aceptación del falso principio que afirma la inferioridad de la naturaleza de la mujer respecto a la del varón. Este discurso ideológico hecho desde la ley, la ciencia y la iglesia margina a la mujer de la educación racional y la destina a ser la esclava de su amo. Hasta aquí el discurso de Flora es similar al del sufragismo, pero el giro de clase comienza a producirse cuando señala cómo negar la educación a las mujeres está en relación con su explotación económica: no se envía a las niñas a la escuela "porque se les saca mejor partido en las tareas de la casa, ya sea para acunar a los niños, hacer recados, cuidar la comida, etc...", y luego "A los doce años se la coloca de aprendiza: allí continúa siendo explotada por la patrona y a menudo también maltratada como cuando estaba en casa de sus padres.” Flora dirige su discurso al análisis de las mujeres más desposeídas, de las obreras. Y su juicio no puede ser más contundente: el trato injusto y vejatorio que sufren estas mujeres desde que nacen, unido a su nula educación y la obligada servidumbre al varón, genera en ellas un carácter brutal e incluso malvado. 




Para Flora, esta degradación moral reviste la mayor importancia, ya que las mujeres, en sus múltiples funciones de madres, amantes, esposas, hijas, etc... "lo son todo en la vida del obrero", influyen a lo largo de toda su vida. Esta situación "central" de la mujer no tiene su equivalente en la clase alta, donde el dinero puede proporcionar educadores y sirvientes profesionales y otro tipo de distracciones. En consecuencia, educar bien a la mujer obrera supone el principio de la mejora intelectual, moral y material de la clase obrera. Flora, como buena "socialista utópica", confía enormemente en el poder de la educación, y como feminista reclama la educación de las mujeres; además, sostiene que de la educación racional de las mujeres depende la emancipación de los varones. Hecho que hasta la fecha se sigue recogiendo en las declaraciones de principios de los movimientos feministas. Su discurso apela al sentido de justicia universal de la humanidad en general y de los varones en particular  para que accedan a cambiar una situación que, a su juicio, acaba volviéndose también contra ellos. "La ley que esclaviza a la mujer y la priva de instrucción, os oprime también a vosotros, varones proletarios. (...) En nombre de vuestro propio interés, varones; en nombre de vuestra mejora, la vuestra, varones; en fin, en nombre del bienestar universal de todos y de todas os comprometo a reclamar los derechos para la mujer.”






”La emancipación de la mujer” (1845 - 1846)  ensayo que anticipa el moderno pensamiento feminista y donde se manifiesta rudamente contra la inferioridad matrimonial del sexo femenino y ataca la hipocresía del ambiente que rodea las relaciones entre los sexos.

Sus ideas, en mi opinión, se pueden condensar en dos frases: "Todas las desgracias del mundo provienen del olvido y el desprecio que hasta hoy se ha hecho de los derechos naturales e imprescriptibles del ser mujer".Y”Hay alguien todavía más oprimido que el obrero, y es la mujer del obrero”


18 comentarios:

  1. Una curiosidad que no quiero dejar pasar:Flora Tristán fue la abuela del pintor Gaugin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  2. Una vida de película tuvo esta mujer.
    No sé como no la han llevado al cine todavía..

    bueno a lo mejor ya lo han hecho y yo no me he enterado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo mejor ya existe y no la conocemos,F.M.Me extraña mucho que no hayan visto todavía el filón que fue la vida de Flora tristán para contarla en una buena pelicula

      Eliminar
  3. Creo que al ver las condiciones de vida de los obreros en Inglaterra durante la revolución industrial ,exclamó que era la peor exclavitud que había visto en su vida.
    Dentro de poco como el mercado laboral siga así necesitaremos más floras tristán para que lo denuncie y luchen en contra de los abusos,porque veo a mucha gente demasiado conformista con la situación.Y además las mujeres son las primeras que se van a la calle

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No nos vamos a resignar tan facilmente,Carmen..aunque se empeñe,la patronal,los empresarios y los neocons..

      Eliminar
  4. La mujer una paria entre los parias,pertenezca a la clase que pertenezca.Salvo algunas excepciones en que es completamente libre,siempre hay un punto flaco donde la libertad de las mujeres flojea.hablo también de Occidente

    ResponderEliminar
  5. Una vida llena de aventuras,lástima que no todas fueran buenas

    ResponderEliminar
  6. Sí crees en lo que luchas,siempre nacen mil senderos que te conducen hasta allí,aunque los senderos sean pedregosos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. «A la manera que el río hace sus propias riberas, así toda idea revolucionaria hace sus propios caminos y conductos».


      Eliminar
  7. La novela sobre Tristán y Gauguin de Vargas Llosa es genial. Se titula El paraíso en la otra esquina. Os lo recomiendo para conocer un poco más de estos personajes, de una forma más lúdica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias roselles, Yo también la recomiendo

      Gracias de nuevo por tu aportación

      Eliminar
  8. Fantástica esta mujer,visionaria de la union a la lucha feminista del varon. "En nombre de vuestro propio interes...en nombre de vuestra mejora,la vuestra...en nombre del bienestar universal...os comprometo a reclamar los derechos para la mujer". Es fantastica !!! Hay grupos,asociaiones de hombres feministas que reclaman el fin de la violencia machista,el fin de la desigualdad y de tantas cosas.. Le hacen caso a Flora Tristan,un siglo despues,estamos empezando. El camino es largo,se va lento ,pero estamos en la lucha. Y ha de ser juntos

    ResponderEliminar
  9. ...y fue la abuela de Paul Gauguin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es el primer comentario que he hecho: "Una curiosidad que no quiero dejar pasar:Flora Tristán fue la abuela del pintor Gaugin"
      Gracias de todos modos

      Eliminar