sábado, 28 de junio de 2014

Desde Lesbos con Amor. Escritoras lesbianas




La isla de Lesbos es la patria de la poeta de la antigüedad Safo, cuyos poemas describían su amor apasionado hacia sus compañeras y que dio origen al moderno término lesbianismo. Son muchas las escritoras que hablaron abiertamente de sus amores con otras mujeres, y que no solo los escribieron, sino que los vivieron libremente en una época donde la homosexualidad era un escándalo castigado, a veces, con la cárcel.





Natalie Clifford Barney (1876 - 1972) Escritora, poeta y novelista estadounidense que vivió como expatriada en París. Anfitriona de las reuniones literarias del llamado salón de Barney, y que  congregaba a escritores y artistas de todo el mundo, incluyendo a muchas figuras importantes de la literatura francesa, junto con modernistas estadounidenses y británicos de la llamada «generación perdida». Trabajó para promover la literatura escrita por mujeres y creó la «Academia de las mujeres», en respuesta a la Academia francesa, compuesta exclusivamente por hombres. Al mismo tiempo brindó apoyo e inspiración a escritores masculinos como Remy de Gourmont y Truman Capote. Era abiertamente lesbiana y comenzó a publicar poemas de amor dedicados a la mujer bajo su propio nombre desde 1900, ya que consideraba que el escándalo era «la mejor manera de librarse de las molestias. Apoyó en su obra el feminismo y el pacifismo. Se opuso a la monogamia y mantuvo al mismo tiempo relaciones de corta y larga duración, que incluyeron romances intermitentes con la poeta Renée Vivien y la bailarina Armen Ohanian y una relación de cincuenta años con la pintora Romaine Brooks. Su vida y sus amores sirvieron de inspiración para muchas novelas, como el libro francés “Idilio sáfico” o “El pozo de la soledad”, sin duda la novela lesbiana más famosa del siglo XX. 

Mi rareza» —dijo—, «no es un vicio, no es deliberada y no perjudica a nadie».

Liane de Pougy (La Flèche, Sarthe 1869 - Lausana, 1950) Bailarina de la Belle Époque, cortesana y escritora francesa. También fue princesa y monja. En la cúspide de su carrera artística como bailarina del Folies Bergère de París decidió escribir algunas novelas que se convertirán en grandes éxitos de venta para la época y en las cuales mostraba abiertamente sus inclinaciones bisexuales, cultivando a la vez su ya incipiente leyenda. Inició una seria relación con la escritora Natalie Clifford Barney, de la que habló en su novela “Idilio Sáfico”. Posteriormente decidió casarse en 1910 con un príncipe rumano, Georges Ghika, convirtiéndose así en una auténtica princesa. El matrimonio conoció algunos altibajos como resultado de la infidelidad de su marido. Más tarde, Liane de Pougy tuvo un  profundo acercamiento con la obra religiosa del asilo francés de Santa Inés, Liane decidió tomar los hábitos de la Orden Terciaria de las Dominicas consagrando el resto de su vida a la oración y a la reflexión, bajo el nombre religioso de Ana María de la Penitencia.




 
Marguerite Radclyffe Hall (1880 –1943), Poeta y escritora de origen inglés que en el año 1927 cobró fama por su libro Adam’s Breed, por el que ganó los premios Prix Femina y James Tait Black. Su siguiente obra, escrita en 1928 y titulada “El pozo de la soledad”, causó un terrible escándalo por su temática lésbica. La novela retrata la homosexualidad como algo natural, una condición otorgada por Dios, y hace una súplica explícita:“Concédenos también [a nosotras] el derecho a existir”. Esta novela fue, durante décadas, la más conocida de temática lésbica en inglés y, a menudo, la principal fuente de información sobre homosexualidad femenina que las lesbianas jóvenes podían encontrar. Las opiniones de las lectoras homosexuales estuvieron divididas: algunas han valorado positivamente esta obra, mientras que otras la han criticado debido a las expresiones de autorrechazo por parte de Stephen, expresiones que podían interpretarse como una forma de mostrar que la homosexualidad era algo vergonzoso. El papel de la novela al promover imágenes de lesbianas masculinas o travestidas ha sido controvertido. Incluso actualmente algunos críticos discuten si debe verse a Stephen como a una mujer transexual. La forma en la que la novela aborda el tratamiento de la sexualidad y el género continúa inspirando análisis y debates. En los años setenta y a principios de los ochenta, cuando las feministas homosexuales rechazaban las identidades de lesbianas femeninas y masculinas (denominadas comúnmente como femme y butch) que la novela de Hall había ayudado a definir, escritoras como Jane Rule y Blanche Wiesen Cook criticaron El pozo por definir al lesbianismo en términos de masculinidad, así como por la presentación que hacía de la vida de las lesbianas como “carente de felicidad”.


Romaine Brooks (1874-1970) Tuvo pequeños romances con famosos hombres y mujeres, como Gabriele d’Annunzio, Ida Rubinstein, la Princesa Edmind de Polignac y Lord Alfred Douglas. Sin embargo su más famosa amante fue Natalie Clifford Barney, con quien tuvo una relación de cincuenta años. Fue una famosa pintora. Pintó a muchas de las famosas lesbianas que iban al salón de Barney, incluyendo a la propia Natalie Barney como Amazona y a Lady Una Trowbridge, amante de Radclyffe Hall. Se la llamó “ladrona de almas“, sobrenombre que aún se utiliza al hablar de sus pinturas.
 
Renée Vivien, nacida con el nombre de Pauline Mary Tarn (1877- 1909) Poeta británica. Sus composiciones incluyen sonetos, versos endecasílabos y prosa poética. Vivió profusamente y como lesbiana reconocida. Mantuvo un importante idilio con la escritora y heredera estadounidense Natalie Clifford Barney. También desarrolló una obsesión que perdudaría el resto de su vida con su amiga de la infancia y vecina, Violet Shillito, una relación que nunca se consumó. Tuvo otros amores como Hélène de Zuylen, y la esposa de un diplomático turco llamada Kérimé Turkham Pasha.


LA CARICIA

Los árboles se han guardado algunos rayos entre sus ramas

Velados como una mujer, evocando otros tiempos

El crepúsculo pasa llorando. Mis dedos saltan,

Temblando, provocativos, sobre la línea de tus caderas

Mis dedos ingeniosos se demoran en las convulsiones

De tu carne bajo el vestido, las dulzuras de tu pétalo...

El arte de tocar, complejo y curioso, iguala

Los soporíferos perfumes, el milagro de los sonidos

Delineo lentamente el gracioso contorno de tus caderas,

Tus hombros, tu cuello, tus insatisfechos pechos

Mi delicado deseo se rehúsa a besar



Brota y se esfuma en tus blancas voluptuosidades.
Otras tres novelas de temática lésbica fueron publicadas en Inglaterra en 1928: “The Hotel” de Elizabeth Bowen, “Orlando” de Virginia Woolf, y la novela satírica “Extraordinary Women” escrita por Compton Mackenzie. 
Una cuarta novela publicada ese mismo año, "El almanaque de las mujeres" de la escritora americana Djuna Barnes .(Nueva York ,1892 – 1982). Mujer  rebelde, deseosa de probar cualquier experiencia nueva y transgresora de la moral burguesa, de la política y de las convenciones artísticas, plasmó su vida en sus obras, en las que aparecen el inconsciente, el onirismo, el lesbianismo, la transgresión y la fascinación. “El almanaque de las mujeres" no sólo contenía un personaje basado en Radclyffe Hall, sino también pasajes que podrían ser interpretados como una respuesta a algunos de El pozo. Es una novela basada en hechos reales sobre un círculo lésbico artístico y literario en París; está escrito en un estilo arcaico cercano al de François Rabelais, y su protagonista, basada en Natalie Barney, es la dama Evangeline Musset. Cuando, el padre se enfrenta a su hija, ella responde confiada: "Vos, mi buen guardián, esperábais un hijo cuando yacisteis sobre vuestra elegida... ¿Acaso no estoy cumpliendo vuestro deseo? ¿Y no es esto lo más encomiable, ver que lo hago sin las herramientas para el intercambio, y sin quejarme siquiera?". El libro de Barnes es mucho más explícito en el trato de la sexualidad que el de Radclyffe Hall; su estilo críptico, lleno de bromas con doble sentido y un lenguaje muy ornamentado, podrían haber sido premeditados para disfrazar su contenido y evitar atraer la atención de los censores.
Paradójicamente, el poemario “Canciones de Bilitis” (1894), escrito por un hombre, el francés Pierre Louÿs, es uno de los textos más famosos de la literatura lésbica
“Los pechos de Mnasidika”
Ella abrió escrupulosamente, con una mano su túnica y me ofreció sus suaves y tibios pechos,tal como se ofrecen a una diosa un par de palomas vivientes. "Ámalos bien", me dijo "¡Yo los amo!". Ellos son venerados, son como chiquillos pequeños. Yo me deleito con ellos cuando estoy sola. Me recreo y les brindo placer. Los riego con leche. Los visto con flores. Sus minúsculos vértices se enamoran del fino cabello con el que los acaricio.Los halago con un estremecimiento. En lana reposan ellos en su sueño. Ya que nunca tendré niños.Y ya que están tan lejos de mi boca. Bésalos por mí.


http://amediavoz.com/louys.htm#BILITIS